Reiki es una técnica de sanación energética originaria de Japón. El termino «Reiki» está compuesto por dos vocablos

REI=Energía Universal (la que nos rodea y nos conecta)

KI=Energía Vital (de cada ser viviente)

Reiki ha sido reconocida por la OMS como Terapia Alternativa. Se utiliza para alcanzar el equilibrio de la energía de las personas. Así, se mejora el estado de salud, se reduce el estrés, y se consigue un buen estado de relajación.

Por lo tanto, Reiki es una manera muy sutil de hacer fluir la energía en el cuerpo. Su objetivo es equilibrar y potenciar los mecanismos de sanación del cuerpo.

Equilibrar la energía, aunque no se esté enfermo, es necesario para lograr el bienestar interior.

Los 5 Principios de Reiki

Más allá de los beneficios de la propia terapia, una de las cosas que más me llamó siempre la atención del Reiki fueron sus 5 Principios.

Los 5 Principios de Reiki fueron redactados por Mikao Usui en Japón a principios del siglo XX para sus discípulos. Los practicantes de Reiki se han basado siempre en estos 5 Principios, cuyo objetivo era evitar enfermedades y desequilibrios energéticos.

Estos 5 principios empiezan siempre por “Sólo por hoy…”. Por un lado, es para no ponernos metas demasiado ambiciosas que no podamos cumplir, y por otro, porque lo que realmente importa es el momento presente.

Mikao Usui decía: «Hablar de los 5 principios es fácil, lo difícil es vivir con ellos»

Por eso, recomendaba a sus alumnos: medita a diario sobre los 5 principios para conseguir incorporarlos a tu vida. 

La meditación que se realiza sobre los 5 principios se llama Meditación GASSHO, que significa «las manos juntas en oración»

Significado de los 5 Principios

mindfulness

Kyo Dake Wá Okoru na
Solo por hoy no me voy a enfadar

Kyo Dake Wá Shimpai suna
Sólo por hoy no me voy a preocupar

Kyo Dake Wá Kansha shite
Sólo por hoy seré agradecido

Kyo Dake Wá Goo hage me
Sólo por hoy seré honesto en mi trabajo

Kyo Dake Wá Hito ni shinsetsu ni
Sólo por hoy seré amable con los demás

Lo que te propongo es elegir cada semana uno de los principios.

Siéntate cada mañana en la posición Gassho y repite el principio elegido, desde tu corazón.

«Sólo por hoy, no me voy a enfadar». La rabia es una de las emociones que más energía consume. Medita sobre ello. Piensa en la última vez que te has enfadado con alguien, y cómo habría sido la misma situación si no te hubieses enfadado.

«Sólo por hoy, no me voy a preocupar». La preocupación suele ir unida a emociones como el miedo o la ansiedad. Mientras estás preocupado «dando vueltas» al problema, no serás capaz de encontrar la solución. Si la preocupación es por algo que piensas que puede suceder y luego no sucede, te habrás preocupado inútilmente, y si sucede, te habrás preocupado dos veces. La mayoría de las cosas por las que te preocupas nunca suceden. Reflexiona sobre ello pensando en alguna vez que te hayas preocupado o angustiado en exceso por algo.

«Sólo por hoy, seré agradecido». Piensa si agradeces lo suficiente todo lo que tienes, el aire que respiras, la tierra en la que vives, las personas que te rodean,… Cuando eres agradecido, tu energía vital es mayor, tu actitud es más positiva, y sientes mayor bienestar y felicidad. Sólo con dedicar unos minutos al día a ser agradecido, tu estado de ánimo va a mejorar y tu cuerpo, tu mente y tu espíritu van a encontrar más fácilmente el equilibrio y la armonía.

«Sólo por hoy, seré honesto en mi trabajo». Reflexiona si cada día realizas todas las tareas que debías llevar a cabo, independientemente de si tienes un trabajo remunerado, si eres tu propio jefe, o trabajas en el hogar. Según la ley del karma, recogemos lo que sembramos. Si la energía que sembramos en el trabajo es honesta y productiva, recogeremos el mismo tipo de energía.

«Sólo por hoy, seré amable con los demás«. Compórtate con los demás como te gustaría que lo hicieran contigo. Piensa en la última vez que has tenido la oportunidad de ser amable con alguien y no lo has sido. Si hubieras sido más amable, ¿cómo crees que te habría respondido esa persona? Cuando somos amables con los demás, el primer beneficio lo obtenemos nosotros ya que la emoción positiva que este gesto nos produce se va a transformar físicamente en nuestro cuerpo en una sensación de bienestar.

Beneficios de la terapia con Reiki

La terapia con Reiki favorece el equilibrio  a todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual. Según los expertos, los estados de equilibrio se deben a la armonización de los centros energéticos del cuerpo (chakras).

Espacio-Conciencia-8-tecnicas-energeticas

En el plano emocional, Reiki fomenta el pensamiento positivo ante la recuperación de diferentes enfermedades. También mejora el sueño y favorece el descanso, y reduce la ansiedad y el estrés.

Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido la práctica de Reiki como terapia complementaria. Además, ha sido utilizada con éxito en hospitales y diferentes centros de salud de muchos países, en los que se han investigado sus beneficios.

 

.