El bienestar de la humanidad

Tenemos la sensación de que el bienestar de la humanidad en los últimos años ha avanzado muchísimo cuando se valoran parámetros como:

personas que viven en extrema pobreza (mientras que en 1980 era más del 40%, en 2015 bajó hasta el 10%)

-alfabetización (15% de analfabetos en 2014 frente a más del 50% en 1980)

-mortalidad infantil (en 1980 casi el 20% de niños morían antes de cumplir los 5 años, y actualmente no se supera el 5%)

-esperanza de vida, por ejemplo en España la hemos incrementado en 7 años desde 1980, situándose en 2011 en 82,4 años

(fuente: ourworldindata.org)

A pesar de ello, el nivel de optimismo/pesimismo sobre el futuro no parece haber cambiado. La confianza en un futuro mejor no ha aumentado, aún teniendo en cuenta la mejoría en los aspectos teóricos de bienestar.

El que seamos más o menos positivos depende de nuestros pensamientos

La mayoría de los más de 60.000 pensamientos diarios que tenemos, son pensamientos negativos. Esto hace que nos pasemos el día preocupándonos por cosas que pensamos que pueden ocurrir, aunque finalmente no lleguen a pasar.

Estas situaciones se traducen muchas veces en bloqueos, miedos, e incluso fobias. Las personas que los padecen ven reducido su nivel de bienestar. Esto se debe a que pueden limitar hasta tal punto, que la persona es incapaz de avanzar en su vida. Ya sea a nivel personal, profesional, o de relaciones.

¿Cómo se producen los bloqueos?

En la mayoría de los casos no sabemos, o al menos no conscientemente, cual ha sido el detonante de ese miedo irracional que nos bloquea y nos paraliza. Por eso mismo es más complicado hacerle frente.

Si entendemos que las emociones son energía que derivan de pensamientos y que se manifiestan en nuestro cuerpo, podemos actuar a nivel energético desbloqueando la situación.

Aumentar la vibración de nuestra energía para desbloquear la energía

Los bloqueos energéticos vibran en una determinada frecuencia, que es la de la emoción que la creó. Miedo, rabia, tristeza, ira, frustración,…

Nuestro campo energético se modifica según lo que estés viviendo. Por eso, las emociones e incluso los pensamientos pueden cambiar tu campo energético. De ahí la importancia de mantenernos energéticamente equilibrados.

Hay muchas maneras de aumentar nuestra vibración, y por lo tanto nuestro bienestar. Por ejemplo, las terapias energéticas contribuyen a liberar la energía vital bloqueada en determinadas zonas de nuestro sistema energético. Así, se consiguen estimular los mecanismos de reparación del propio cuerpo, alcanzando mayor equilibrio y bienestar.

Estas técnicas naturales pueden actuar abriendo y equilibrando los chakras (centros energéticos), como el Reiki. También pueden trabajar a nivel de los meridianos energéticos, como ocurre con la acupuntura. O en algunos puntos de estos canales energéticos, como es el caso de la Terapia del Campo del Pensamiento (TFT-Thought Field Therapy-) o la Técnica de Liberación Emocional (EFT-Emotional Freedom Technique-).

El Tapping Energético

TFT y EFT son dos técnicas conocidas vulgarmente como tapping energético. Consisten en golpear repetidamente con los dedos sobre determinados puntos energéticos situados en los meridianos. Al mismo tiempo que se van dando estos «toques», se conecta mentalmente con el problema en cuestión.

Estos dos sistemas de tratamiento energético han demostrado ser enormemente eficaces para eliminar bloqueos, miedos y fobias. Con las terapias de tapping se alcanza el éxito entre el 75 y el 80% de las personas sometidas a estas técnicas.

Y lo mejor de todo es que son muy rápidas. En algunos casos bastan sólo unos cuantos minutos para alcanzar un mayor nivel de bienestar.

tapping energetico

Roger Callahan es el creador de la terapia TFT. En su libro “Despierta a tu sanador interior”, indica que TFT es un sistema que accede a la esencia y la causa raíz que subyace al problema. Y lo resuelve; ya se trate de fobias, ira, malos hábitos, traumas, ansiedad, culpabilidad o dolor.

La energía del amor

La frecuencia 528 es la nota «milagrosa» de la escala original de Solfeo. Se le llama la frecuencia del Amor y de los milagros. Y ayuda a abrir el chakra del corazón. Esta misma frecuencia es la que se utiliza en bioquímica genética para reparar y reprogramar el ADN.

El corazón es un órgano que emite una energía muy potente. En este sentido, podemos trabajar con técnicas que también ayudan a aumentar la vibración de nuestra energía. Como es el caso de la Coherencia Cardíaca. Ésta es una técnica muy potente para reducir estrés, y aumentar el bienestar.

Pero siempre, lo más efectivo es la prevención. Y la manera más sencilla es trabajar el pensamiento positivo:

 Aquello en que se fija la atención es lo que crece y se consolida. Apártate de lo negativo para fijar la atención en aquello que realmente quieres ser o tener”

(Louise Hay  “Usted puede sanar su vida”)